El Descubrimiento de la Astragalus Boeticus en Córdoba

Head_imagen

La mayoría de solares y descampados en nuestras ciudades son un reducto de biodiversidad que debemos considerar en la planificación de hábitats más sostenibles. Además esconden tesoros como el que nos desveló el biólogo Rafael Tamajón el día 11 de abril de 2021. Allí, junto al bunker del C3A, "lucha" por sobrevivir la Astragalus Boeticus, también conocida como "el café de los pobres o garbancillo".

Astragalus boeticus L., Sp. Pl. 738 (1753)  

CÓRDOBA. Córdoba capital, en un descampado, 30SUG49, coordenadas geográficas: 37° 52' 36,1" N, 4° 46' 19,2" W, 97 m.s.n.m., 11-III-2020, R. Tamajón (COA 60382).

El café de los pobres o garbancillo, como se conoce vulgarmente a A. boeticus, se distribuye por las regiones Mediterránea, Irano-Turaniana y Macaronésica; en el caso concreto de la Península Ibérica se localiza en la franja costera meridional, desde Lisboa hasta Castellón, y también incluye las Islas Baleares (Podlech, 1999). En el siglo XIX se cultivó en varios países de Europa, en especial en Suecia, como sucedáneo del café (Prohens et al., 2014); en la Península Ibérica contamos con una referencia antigua relativa a su cultivo en el NE de España y a su naturalización en las ramblas del Río Gállego, en Zaragoza, y en los campos de Barcelona (Willkomm & Lange, 1877).  

En Andalucía occidental no hay constancia de su cultivo y se conoce su presencia previa en el Litoral de Huelva (Sánchez Gullón, 1999; López-Albacete et al., 2007;  Valdés et al., 2007) y de Cádiz (Colmeiro, 1886; Domínguez, 1987), así como en la provincia de Sevilla, donde aparece citada sin indicación de localidad geográfica precisa (Colmeiro, 1886), y también para los Alcores (Medina, 1891; Galiano & Valdés, 1976) y en la Campiña Baja Sevillana (César Cruz, 2011). Según este último autor, las referencias más antiguas acerca de su existencia en la Campiña Baja sevillana (Domínguez, 1987) deberían atribuirse en realidad a la comarca de Los Alcores (César Cruz, 2011). El presente hallazgo es una novedad para la provincia de Córdoba [A1] y al mismo tiempo constituye el primer registro para la comarca de La Vega.  

En el censo llevado a cabo en el año 2020 se contabilizaron 158 ejemplares, tanto aislados como creciendo en rodales (de hasta un máximo de 65 individuos), que se concentran en el borde meridional del descampado. Un censo reciente (20-IV-2021) ha arrojado una cifra de tan solo 31 ejemplares. La vegetación de este enclave es un herbazal subnitrófilo bastante heterogéneo en cuanto a composición florística y altura. En la zona del baldío donde se concentra la población de A. boeticus existe predominio de las gramíneas, entre las que destacan Avena sterilis L. y varias especies del género Bromus L., pero también es muy abundante la asterácea Glebionis coronaria (L.) Spach. y los jaramagos del género Diplotaxis DC., entre otras especies ruderales. Os dejamos con un artículo científico recientemente publicado por Rafael en la revista científica Acta Botanica Malacitana

Colaboradores

ULTIMOS POST