El campito

Head_imagen

El valor de nuestra semilla, el respeto por los ciclos agrícolas, las virtudes de las agriculturas de secano o la recuperación de tecnologías ancestrales. Huertos escolares más allá del "greenwashing"

¿Tiene sentido un huerto escolar? ¿Estamos tan seguros de que transmite valores positivos tal y como los centros educativos lo están enfocando? ¿Se
enfrentan a la crisis climática con herramientas suficientes? ¿Y creativas? Plata propone una alternativa partiendo de estrategias multidisciplinares que combinan: conocimiento agrícola, saberes populares, ciencia y arte, y que estamos desarrollando en nuestro proyecto ¡Vives en una Ciudad Agrícola!

“El Campito”, se plantea como una posibilidad para ensayar con el alumnado cuestiones como las agriculturas en zonas de emergencia climática, la revalorización de semillas antiguas, la puesta en funcionamiento de tecnologías ancestrales y el entendimiento del oficio de la agricultura como la creación de paisajes de biodiversidad.

Trabajamos con Victoria y María Jesús, profes encargadas de la parte educativa del huerto, e incorporamos a nuestros colaboradores habituales como son Culturhaza (Agroarte), Rafael Tamajón (Biología) y esporádicamente otras personalidades relevantes que ofrezcan visiones de agriculturas alternativas a la agroindustria.

Este post es un resumen del primer trimestre:

Arqueología emocional: zona de huertos y ganado, construcción del IES López Neyra finales de los 60, cemento, huerto sobre cemento.

El 23 de septiembre de 2022 comenzamos con nuestras primeras tareas. Reconocimiento del terreno, explicación de cronología de tareas a realizar, propósitos, utilización de acervo agrícola adecuado...un "buen manejo de la tierra"....comenzamos usando "layas" para oxigenar la tierra.

El primer día también es ocasión para recordar que las zapas blancas no son el calzado más adecuado en el huerto

Es 30 de septiembre y hemos llamado a nuestros amigues de Culturhaza, frecuentes colaboradores de PLATA en nuestros proyectos de agroecología. Llegan Agri y Soimai dispuestos a dar una lección fundamental: hay que tocar la tierra y ensuciarse las manos, de ese contacto depende nuestra relación emocional con los cultivos. Hoy toca estercolar...qué mejor comienzo para aprehender esta lección.

Hemos llegado temprano este 7 de octubre. Tenemos un gran día por delante. Aprender a pisar en un huerto, trazar zonas de siembra, reconocer las semillas (lechugas y acelgas), aprender que cada cultivo tiene su marco de siembra y por último, familiarizarnos con el sistema de riego.

Corriendo y cantando se hace mejor un camino

Agripino explicando la siembra
Sembrando acelga roja

El 2 de diciembre tras un mes intenso de lluvias (*Halleluja*) volvemos al Neyra muy cargados de pilas. Es un día especial, vamos a poner en práctica una tecnología ancestral de riego, la ollas de irrigación. Continuamos así con una investigación puesta en práctica junto a la artista Julia Soler y Culturhaza, "Patio Cero" dentro de nuestro programa ¡Vives en una Ciudad Agrícola! Junto a las ollas sembraremos guisantes tirabeques del banco de semillas de Culturhaza.

También es el momento de iniciar el cultivo en secano de las habas de Alepo. Una colección realizada por nuestra colaboradora María José Suso de tres bancos de germoplasma: el INRA (Dijon-Francia), el IAS (Córdoba) y el propio ICARDA (Alepo-Siria). Es una continuación de nuestra agroacción, “Alepo”, una reacción comunitaria en contra de la violencia, las guerras y de cómo éstas tienen efectos directos en la salud del planeta, la agricultura y nuestra alimentación.

Ollas realizadas por alfareros de La Rambla-Córdoba
Semillas de habas
Sembrando habas

Nos vemos en enero.....

Ultimas acciones