Talleres

Ecocidio. Culto Culinaria

Miércoles 24 de noviembre. Culto Culinaria en "Ecocidio. Aprender la Tierra" nuestro foro de aprendizaje compartido que proporciona, desde manifestaciones culturales y artísticas, un punto focal para promover una nueva conciencia y una conversación sobre el problema del ecocidio y sus implicaciones en el presente.

En Culturhaza se recibieron las lluvias del fin de semana con alegría, agradecimiento y algo más de tranquilidad. La tierra húmeda al fin, un paso importante para que comiencen las semillas a removerse.

Hola Agri, aquí estamos una vez más para llevarnos todo. Jaja, Agri se ríe. Un paseo y el cesto se vuelve verde, morado, naranja, amarillo. Los colores de la huerta y los árboles de otoño. La vista se vuelve al suelo, allí, inesperado tesoro, las  frutas de una guayabera. Hostiassss, grita Agri, no me lo creo...han pasado 8 años desde que la plantamos. Sin pensarlo da un bocado y emite un gran gemido. (solo el sexo y la comida nos llevan a ese sonido). Probamos los demás. Es increíble, es volver a la niñez, es volver a jugar, a fruncir también el cejo, ¿a qué sabe una guayaba si no la has probado nunca?

Agri con sus primeras guayabas

Continuamos el paseo esta vez por "Huerta Chica". Agri se encarama a un almendro, lo zarandea, nos apedrea. Otra vez nos reímos y al tiempo hablamos de los beneficios de la recolección. Nos mudamos al mandarino que más sol recibe. Agri nos coge 1k y reparte para probar. El placer de comer del árbol (del árbol no sembrado desde la lógica agroindustrial) es algo robado a nuestra generación. Una auténtica pérdida a la que dedicamos libros pero no ponemos remedio. Una mandarina de Culturhaza es un recuerdo para el resto del año. Ocurre ahora y hasta enero, y pis pas. Luego las naranjas. ¿Cuánta gente es consciente de ello? Culto Culinaria lo hacemos para hablar también de estas cosas tan sencilla.

La cara de Rodrigo (participante en Ecocidio) probando una guayaba

Llegamos a Plata y desplegamos la "mesa larga". Cilantro, melisa, hierbabuena, salvia, rúcula y flor de rúcula, acelga verde y acelga roja, mandarinas, guayabas, almendras y la harina de escanda. Completamos la mesa con unas ramas de níspero, acebuche y hojas de higuera. Llega el grupo. Son 11 personas con las que hemos compartido el programa Ecocidio desde donde abordamos el caos medioambiental desde la filosofía, el arte y la literatura. Hoy toca oler, tocar, cocinar, comer...hoy es un reencuentro con la experiencia de interiorizar y poner en práctica algo fundamental: alimentarse de "esas cosas que no están en las tiendas".

La "mesa larga" de Culto Culinaria

El resultado es inmediato, la felicidad ha envuelto la sala, Plata por dos horas es una celebración.

Casi al final aparece Juan Cantizzani. Teníamos muchas ganas de abrazar a alguien nuevo de Córdoba con el que compartir modos de pensar y agitar la cultura. Nos presenta su proyecto reciente "Cocina Aural": la relación entre el sonido y la cultura culinaria, y no explica cómo ha sido el proceso de trabajar con personas invidentes y su relación con la cocina...fascinante. Gracias Juan por abrirnos campos tan poco frecuentados. 

Juan Cantizzani presentando su proyecto "Cocina Aural". Aquí podéis escuchar "Tomate Rallado"


Y así llegamos al final de la noche, Gaby lee un poema, Xavi ha sacado el Dioscórides y cita "Cur moriatur homo cui salvia cresci in horto? Contra vim mortis non est medicamen in hortis" (¿de qué podrá morir el hombre que tiene salvia en el huerto?)

Gaby preguntando una receta a Richi

ultimos post